Mantenimiento de un barco en invierno (III): la varada

varada2En anteriores ocasiones desde Nauticlick hablamos sobre la idoneidad de invernar en el agua o en seco, y dimos algunos consejos sobre la cabullería y velamen. En esta ocasión vamos un paso más, optamos por invernar en seco. Una vez que estamos decididos a sacar el barco del agua e invernarlo en una marina seca, debemos prestar atención a algunos aspectos que mejorarán su conservación y evitarán daños en el barco.

Del agua a la cuna

El “travel lift” o pórtico es el equipo fundamental para que la embarcación abandone su estado natural. Por lo general son los propios operarios de la marina quienes se ocupan de toda la labor, pero es muy recomendable estar presente durante el izado y realizar algunas acciones básicas.

Las bragas deben estar lo más limpias posibles, es decir, sin restos de arena o materiales que puedan erosionar o perforar el casco. Los pórticos tipo “travel lift” son preferibles a las grúas, puesto que estas últimos izan el barco por un solo punto situado en el plano de crujía, sometiendo al casco a un esfuerzo de compresión para el que no está preparado.

Si se tiene ocasión, es preferible desmontar el transductor de la sonda o al menos velar para que la braga no coincida con él, además de desacoplar la hélice de la corredera, que también puede sufrir daños apreciables.

A la hora de colocar el barco en su situación definitiva la cuna debe ser la adecuada. Es preferible repartir el peso en varios puntos, coincidiendo con los refuerzos estructurales de la cuaderna. En veleros con orza nunca es recomendable apoyar la orza contra el suelo o cualquier otro objeto. La orza es una pieza independiente del casco que sufre mucho con estas prácticas, lo mejor es que penda y el barco se apoye con puntales laterales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *